Descubrimientos Semanales: Rococo Disco, Gimme Gimme, Pine Barons Y Más.

Dale la vuelta al globo en 5 canciones con este mapamundi sonoro de artistas emergentes para tu disfrute.


Gimme Gimme - “Day Drinking”

Una rola divertida, esparcida y minimalista sobre emborracharse antes de la puesta del sol y pensar en la persona que amas. Cada detalle o elemento de la pista resplandece y se destaca. El tira y jala rítmico sincopado de las voces es bien peculiar y enfatiza una inocencia juguetona dentro de la conversación que crean los cantantes. El gozo jovial de este pop va brotando con cada sección y cada instrumento añadido. Se siente tierno pero, más que nada, genuino. La canción parece buscar placer dentro de una cierta sencillez y la pista lo refleja.



Pine Barons - “Baby Blue” (Fishmans Cover)

Este corte proviene de un disco entero en tributo al grupo culto de reggae japonés Fishmans. Con su reversión de “Baby Blue”, Pine Barons eleva el rocksteady rústico de la original a un indie pop lujoso y decididamente moderno. Covers como este demuestran que un buen tema siempre trasciende su género. Un performance vocal ultra melodioso es el lazo que une ambas versiones, junto a guitarras con trémolo y phasing acuático que suenan tan azul como el título de la canción.



Rococo Disco - “Tan Lines”

Aquí tenemos un disco funk melancólico que afirma que se puede bailar con los ojos aguados. El wah wah de las guitarras es uno tipo Eddie Hazel de Parliament/Funkadelic. Los arreglos de las voces junto con los violines le dan un toque celestial al tema, mientras que la voz principal improvisa apasionadamente. La producción se siente profunda pero espaciosa y es entretenido captar cada detallito con el oído.



Dubinski - "MTSB"

La progresión y el énfasis rítmico del riff remite un poco a esa vibra del doo-wop, sazonado con un chin de delay. Por otro lado, el coro grupal y los toms dramáticos que se introducen después de los versos traen recuerdos de los momentos más unificadores de Coldplay. El grupo, compuesto por cuatro hermanos escoceses, le proveen el dinamismo al tema con sus voces. Van creciendo de timbre e intensidad con cada verso para permitir que la pista se mantenga concisa y fundamentada en sus elementos esenciales.



Motorbike James - “Truck”

Pese a lo chicloso que pueda parecer el coro, hay una paleta bastante diversa de sonidos. El intro no se siente para nada que le pertenece a esta canción. Pensarías que quizás iba a ser algo más siniestro electrónico. Las guitarras, armónicamente, tienen un timbre medio country con sus slides. En los versos y puentes hay mucha creatividad y clase con las melodías vocales, con una velita firmemente plantada y prendida en el altar de Kevin Parker. Hay hasta solos de guitarra con el tap y shred característico del metal ochentoso, junto con enganches rítmicos que avivan la canción con groove y flow natural.