To Pimp a Butterfly: El disco de la década.

Decir que hay un álbum que resume toda una década parece atrevido, iluso, considerando los miles de géneros, subgéneros y propuestas que existen en el marco de la música Pop. Pero con este disco se puede hacer la excepción.

...Y es que To Pimp a Butterfly de Kendrick Lamar, fue publicado a media década, exactamente en marzo del 2015, final de la era Obama, el caso Trayvon Martin y el movimiento Black lives Matter... todo previo a la catástrofe Trump.


To Pimp a Butterfly es básicamente un manifiesto de lo que es Black Excellence.

El disco empieza con "Wesley's Theory", producida por el genio Flying Lotus (el mismo de Cosmogramma), y con las colaboración del genio del P-Funk, George Clinton y el monstruo del bajo Thundercat. Así empieza el disco. Sigue "For Free?", rap fino sobre Free Jazz, el saxo de Kamasi Washington (sí, el mismo Kamasi Washington) brillando y coloreando detrás del flow de King Kendrick. Puedo seguir describiendo cada tema, pero lo mejor es que lo escuchen, entiendan el concepto del álbum, el meticuloso concepto del disco.


Aparte de las increíbles colaboraciones que ya he mencionado, están las de productores como Sounwave, Terrance Martin, cracks como Robert Glasper, la voz del G-funk, Snoop Dogg en "Institutionalized" luciéndose con la frase "you can take your boy out the hood, but you can't take the hood out the homie". La garganta de Bilal en "These Walls", Pharrell Williams en "Alright", que es tal vez el tema más importante del disco, por lo que representó y que aun representa para la comunidad afroamericana, y para todo el movimiento Black Lives Matter. Sin embargo, mi favorita es la visceral "The Blacker the Berry", mi lírica favorita del disco, me suena a Rage Against [The Machine] con The Roots y The Comet is Coming; y creo que la perfomance de esa canción en los Grammys es la mejor que ha tenido la ceremonia en toda su historia.


"...creo que nadie ha podido conseguir estar en el mainstream, tener el éxito de ventas, y al mismo tiempo exponer una posición social y representar a tanta gente como Kendrick Lamar con este álbum". - La Riva


Para ser el tercer disco de Kendrick, la madurez y el tratamiento del proyecto es abrumador, los créditos y colaboraciones del disco son parte del concepto del álbum, pocas veces se consigue un guión y una línea tan bien estructurada, en la que Soul, Free Jazz, Hip Hop y un poco de electrónica, puedan fluir naturalmente sin parecer forzadas.

Otra joya del disco es "Mortal Man", con una conversación teatralizada con el mismísimo Tupac. En la sombra del disco está la mano y la oreja del mismo Dr. Dre, dueño de Aftermath Records.


Esta década ha dejado muchas joyas, el "Blonde" de Frank Ocean, Solange con "A seat at the Table", "Blackstar" de Bowie, y muchísimos otros... Pero creo que nadie ha podido conseguir estar en el mainstream, tener el éxito de ventas, y al mismo tiempo exponer una posición social y representar a tanta gente como Kendrick Lamar con este álbum. Si eres nuevo en el Hip Hop dale una oportunidad, y si ya lo conocías, pues vuélvelo a poner, y goza. Feliz año mortales, gocen y sean buenos ;)

© 2019 by Somos Grandes - Música, Arte, Cultura 
hola@somosgrandes.org

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle