Entrevista Melingo y su proto tango: Una etiqueta mentirosa, romántica, idealista, pilla y tierna.

El pasado 20 de Marzo se publicó Oasis, el cierre de la triología del linyera, un disco que toma puerto en las músicas rebéticas de Grecia. Hace años que Melingo venía advirtiendo las semejanzas entre las músicas portuarias como el tango, el fado, la morna y el rebético. Con esta premisa, inició un viaje a Tesalónica, histórico puerto griego donde nació este género, música de los convictos y fumadores del hachís.

Melingo, cuyo abuelo era griego (un “turco” como les llamaban en la Argentina) recoge la herencia de este género musical olvidado y abandonado a su suerte. A las canciones que se cantaban en aquellos clubes tristes y decadentes de los puertos griegos, donde los inadaptados y rebeldes buscaban que la música le devolviese el sentido a su solitaria vida de nómadas del mar.


Melingo se convirtió a principios de los noventa en uno de los artistas más importantes del rock argentino. En su nómina de colaboraciones aparecen nombres como Miguel Abuelo, Charly García, Fito Páez, Los Toreros Muertos y el propio Andrés Calamaro.


Fue rockero hasta que el tango lo encontró. Y el cambio le sentó bien: explotó sus artes canallas de ilusionista y la decadencia elegante del bon vivant. Su miedo al encasillamiento le llevó a denominar este estilo como proto tango, una etiqueta mentirosa, romántica, idealista, pilla y tierna a la vez.



Tuvimos la oportunidad de sentarnos a hablar un poco con [Daniel] Melingo sobre Oasis, su carrera y hasta de la situación actual hoy en día con el Covid 19. Somos Grandes:

Tienes un discazo que claramente hace alusión a ese sonido y sentido musical que te distingue. ¿Cómo te siente al respecto y como comparas Oasis con tus trabajos anteriores?

Melingo: Muchísimas gracias! OASIS es la conclusión sonora del camino que me tracé con los álbumes predecesores. Diría que no solo es el cierre de esta trilogía linyera, sino una profundización aún más en la trayectoria que tengo como músico con más de cuatro décadas.

Me llama mucho la atención el tema Cavalier King Charles, tiene un sonido más urbano y electrónico en comparación con otros. ¿Nos puedes contar un poco sobre él?

Cavalier King Charles es uno de los personajes entrañables qué transita esta historia. Es él lugarteniente de Hécate, la más mala de esta historia. Ex rey devenido a perro parlante por un maleficio de su ama, Hécate. Es verdad! El sonido y los timbres usados en este tema son más urbanos y electrónicos que el resto del álbum y talvez evoquen una propuesta mas heterodoxa cercana a Lions in Love. Fué una necesidad de sobrepasar la propuesta del resto del material. Inclusive podemos encontrar a mi querida perra Pepa, la cual habla y pide claramente en varios pasajes del tema: “Por favor”.  

¿Cuanto tiempo tardaste en escribir Oasis? ¿Y producirlo?

Aproximadamente tres años en escribirlo y dos en grabarlo. Fué un arduo trabajo de prueba y error. Hasta que un día, situado en medio del océano de la incertidumbre pragmática, sin ver la costa de ninguna de las dos orillas, comprendí que debía seguir hacia adelante, como cuando uno se pierde en el bosque, caminé en línea recta.

¿Cual ha sido el mayor reto como artista emergente?

Como artista emergente debo decir que aprendí casi todo arriba del escenario, teniendo la suerte desde un principio en ser convocado por grandes artistas y compositores del espectáculo como Horacio Fontova, Miguel Abuelo, Charly García o Milton Nascimento que de alguna manera me hicieron entrar por la puerta grande siendo aún un artista emergente.

Estamos viviendo en unos tiempos ciertamente abstractos. ¿Qué sentido haces de todo esto? (de la pandemia, Covid-19, distanciamiento social, etc.)

Excepto las giras y conciertos, no difiere mucho de mi modalidad habitual. El encierro conmigo mismo, la lectura y la escritura, las largas temporadas en el estudio de grabación, hacen parte de mi vida normal, diría.


Claramente esta situación nos ha cambiado los planes a todxs. ¿Como te ha afectado tu workflow, ósea la forma de trabajar?

Todavía estoy pensando como articular la nueva manera de comunicar. Si bien la música que producimos necesita el eco en el oído del otro, el espectador, estamos buscando como implementar esta nueva modalidad. Ante la salida del nuevo álbum OASIS, y sintiendo que no queremos que quede en el plano anecdótico porque consideramos es un gran álbum, estamos pergeñando la posibilidad de presentarlo dentro de muy poco tiempo en vivo con la Banda, cada uno desde su casa.

¿Crees que volveremos a ser los mismos como sociedad?

De ninguna manera. De este desafío debemos aprender, porque no creo que tengamos una oportunidad más clara que esta, de cambio interno que conlleva al cambio social. El cambio ya llegó y está entre nosotros.

¿Qué es, para ti, el éxito?

El éxito para mi es darle forma a los sentimientos más profundos y abstractos en música. Eso es el camino de la felicidad y por ende, el éxito.

© 2019 by Somos Grandes - Música, Arte, Cultura 
hola@somosgrandes.org

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle