Why Vinyl: ¿Estética o Sonido?

#Vinyl #Vinilos #Musica #Blog


Los discos de vinilo son más que música

Hola, bienvenidos a mi primera colaboración con Somos Grandes, aprovecharé para presentarme y al mismo tiempo hablar de lo que más me gusta en este mundo: los discos. Dice la RAE que la melomanía es una afición apasionada por la música. Confieso padecerla, pero con una sonrisa inmensa como mayor síntoma (y algún desliz económico de vez en cuando). Hoy hablaré, defenderé mi consumismo empedernido por los discos de vinilo, y detallaré porque de todos los formatos en los que se ha vendido música, el vinilo es el que me gusta más.



Los Liner notes:

Hace miles de años en una galaxia no muy lejana, los periodistas, críticos de música y artistas, eran considerados parte de la élite de la sociedad (ahora son futbolistas), solían ser parte del mismo crew, atender a los mismos clubs, y los liner notes de los discos de los 50's y 60's, de Jazz, Swing o RnB, daban crédito de ello. En un disco de [John] Coltrane podías encontrar anécdotas de lo ocurrido alrededor o durante las fechas de la grabación del álbum, o alguna explicación o descripción detallada de lo que iba a ser escuchado, para tener una referencia más amplia, y que la experiencia de escuchar el disco sea más satisfactoria. Puede sonar snob, pero un poco de información siempre viene bien para poder apreciar cualquier idea o manifestación creativa.


Jimi Hendrix (liner notes). 1969.

Los Credits:

Otra parte importantísima son los créditos, en los que se reconoce el trabajo no solo del artista que está en la foto, o del personaje que se exhibe en redes promocionando su trabajo, pero el de todo un grupo humano, como el productor, ingeniero de sonido, el personal del studio, los músicos de sesión involucrados con el proyecto (luego haré un post solo sobre ellos y de lo importante que han sido para la industria), los compositores que participaron, y las notas de agradecimiento que pueden incluir a la familia, amigos, y fuentes de inspiración para el desarrollo del proyecto.


Art Cover:

No hay otro formato en el que los artistas gráficos y diseñadores puedan participar tanto del proceso creativo de un álbum, que a la hora de realizar la portada y el resto del artwork de un disco; conocer las canciones, al artista, la propuesta y concepto del álbum es clave para que el diseñador o artista, plasme de forma gráfica la propuesta sonora, y el producto sea aún más redondo y coherente. Se me hace imposible imaginar un Dark Side of The Moon sin el prisma, o a The Velvet Underground sin la banana de Andy Warhol. Hay muchos libros sobre portadas míticas, y artistas especializados en ello como Roger Dean. Dicen que no hay que juzgar un libro por la portada, pero vamos, estos son discos.