Weekly Picks: Moanday, Barro, Afterclapp, Hector Lionel, L3ON, y más.

Dale la vuelta al globo en 5 canciones con este mapamundi sonoro de artistas emergentes para tu disfrute...


Moanday - MALDEAMORES (España)

Capas de guitarras rebotan una de la otra resaltando su frescura rítmica. Tienen una textura sonora muy táctil y se siente a veces que tienes el oído pegado a la muñeca del guitarrista. Escuchas cada deslice de dedos por el cuello y cada golpe de la pajuela sobre la cuerda. La melodía del riff introductorio, al igual que la percusión programada, parecen aludir (intencionalmente o no) a partes de “Controversy” de Prince. Llama mucho la atención la manera en que se incorporan los violines a mitad del tema, tanto de manera rítmica y punzante como de manera atmosférica junto a las voces.. Son un elemento prominente y emblemático del disco funk clásico de los setenta que extrañamente no suelen aparecer en este tipo de throwback moderno.


Barro - "Nouvelles Vagues” feat. Juçara Marçal (Remix by Afterclapp) (Brasil)

La producción es densa con múltiples instrumentos asomándose en momentos inesperados y espontáneos, particularmente con los instrumentos de viento y los de percusión. Es divertido capturar con el oído cantitos de flauta o saxofón como si estuvieses jugando una versión auditiva de “Aplasta el topo”. El riff de guitarra es complejo y contagioso a la vez. La canción contiene un bajo pulsante y futurístico que junto al pseudo dembow del ritmo crean una urgencia paradójicamente placentera y llevadera. Hay un movimiento constante pero que nunca te ajora.

Hector Lionel - “Can’t Fight In The Dark” (Puerto Rico/NYC)

Puede sonar hasta vago o poco original describir una canción como “cinemática”, pero no hay un adjetivo más adecuado en este caso. Un arreglo tenebroso y misterioso, cómodamente posicionado entre el jazz y el doo-wop, que parece evocar escenas oscuras de una película detectivesca. Suena a cigarrillo de madrugada bajo una farola callejera. Grandes trompetas, trombones y un ejército de instrumentos de viento estilo James Bond estallan durante el coro para sustentar la emotividad de la voz, regresando a los versos más calmados para proveer contraste junto a los pianos mesurados y precisos.


L3ON - “Esta Noche” feat. Cocó Cecé (México)

Otra oda nocturna dedicada a soltar las inhibiciones y entregarte a nuevas experiencias. Una rola pop con toquecitos de reggae envueltos en una producción atmosférica pero centrada. La instrumentación es sólida y está anclada por un bajo dinámico y entretenido. Las guitarras, por su mayoría, se mantienen enfatizando ese groove rudimentario del reggae junto a la batería, cediendo gran parte de las acrobacias al bajo que es la verdadera estrella. La utilización de los sintetizadores proveen una brillantez refrescante a la pista que cae como una llovizna liviana.

Jafet Ayala x Chavela x Briana Michelle x IRA - "Silent Company" (US/Latam)

Funky y melancólico, partes iguales groove e introspección. Las guitarras están decoradas con una capa sabrosamente sutil de modulación, específicamente un phaser tipo David Gilmour de Pink Floyd durante los acordes extendidos. Los teclados alternan entre momentos delicados y texturas más robustas y robóticas durante los solos para expandir las dimensiones cósmicas de la canción. Los pasajes cantados cautivan y consuelan y los versos rapeados se declaman con una confianza y una firmeza relajada. Posiblemente es el tema que más resalta entre los descubrimientos de esta semana.


Well Done Coyote - Ska for Moltke (Dinamarca)

La voz es apasionada y muy llena de soul, considerando que está dando una clase de historia sobre monarcas y diplomáticos daneses. La canción trata sobre A.G. Moltke que en los 1700s fue la mano derecha del rey de Dinamarca y lo ayudaba a encubrir sus orgías rampantes del ojo del pueblo, entre otras cosas. El solo de saxofón es exquisito y es sin duda el elemento más atractivo de la canción. El final es una sorpresa total (digo, excepto si estás leyendo esto primero) con una intervención disonante y pesadillesca de los instrumentos de viento junto a contratiempos inesperados por parte del baterista en el hi-hat. Los sintetizadores y la voz reciben un tratamiento de producción dub, equipado con delays y otra manipulaciones para aumentar la psicodelia de la pista.