Funky, oscuro, rabioso y elegante: Entrevista con The Lazy Cats.

The Lazy Cats es un cuarteto de jazz/fusión compuesto por músicos egresados de instituciones de música aclamados del país de Puerto Rico y hoy nos presentan su nuevo disco "The Lazy Cats: Live en El Boricua".


El disco se puede describir como funky, oscuro, rabioso y elegante, apropiado para funcionar como un soundtrack para la película de cyberpunk que estamos viviendo gracias a la cuarentena. The Lazy Cats, formado por saxofonista José Cruz, baterista Adrian Ruiz, bajista Angélica Kolsan y guitarrista/fundador Yared Torres, juntos tienen tremenda química, impresionante técnica, y creatividad demostrado con esta producción grabado en El Boricua, conocido como un gran punto para exponer el talento de los artistas independientes de la isla del encanto. Después de escuchar el disco sentí la urgencia de comunicarme con Yared (fundador de The Lazy Cats) para conocer más de ellos y sobre la experiencia de grabar un álbum en vivo.


Neil Christopher:


Sé que ustedes llevan como grupo desde el 2016, pero cuéntame de tu experiencia de, ¿como se llegó a formar The Lazy Cats y porqué el nombre?


Yared Torres:


Gracias por la oportunidad. Muchos no saben que The Lazy Cats era otro proyecto inicialmente. La historia de como llego a ser no es muy complicado pero tiene sus etapas. The Lazy Cats originalmente viene siendo un trío de "coffee-shop" jazz, lounge jazz, cualquier etiqueta que le quieras poner, que su propósito era ser algo apto para negocios pequeños para mantenernos activos durante la semana. El grupo estuvo unos meses de lugar en lugar hasta que empezaron a llegar shows mas grandes, con audiencias mas perceptivas. Dado a eso empezamos a tener problemas disciplinarias dentro del grupo que en fin cerraran esa etapa de The Lazy Cats. El momento catalizador fue cuando había logrado conseguir una presentación en Abracadabra Counter Cafe. Era un buen lugar para presentar grupos de jazz y creo que iba ser nuestra presentación "make or break". Llame a mi tres mejores amigos que son tremendos músicos y les pregunté si querían hacer la presentación y si estaban dispuestos para aprenderse mi música. Todos me dijeron que si. Ese fin de semana me senté unas viente horas frente a Sibelius y vacié mi mente a las partituras que darán paso al primer show de The Lazy Cats.


El nombre sale entre yo y el primer sax de The Lazy Cats. La dueña de un restaurante nos pregunto como nos describiríamos uno al otro y las palabras utilizadas fueron "vago" y "un gato". En el jazz es jerga común llamarse "cats" entre otros músicos y nos pareció nítida la ironía del nombre The Lazy Cats. Desde ese momento se quedó el nombre.


NC:

Ya no tanto pero se especula que desde pequeño, a la gran mayoría de los padres de músicos no patrocinan que sigan esa carrera desde temprana edad. ¿Tuviste esta situación? ¿Que fue lo que te inspiró a tomar la decisión de ser un músico?


YT:

Bueno, ahí es entre un si y no.  Aunque las palabras ingeniero, arquitecto, y programador se utilizaban con frecuencia en mi hogar nunca recibí resistencia de su parte. Mi padre toca guitarra también y mi madre cantaba en el coro de su iglesia cuando joven pues, siempre sentí una sensibilidad de su parte y creo que realmente eso es lo que falta cuando se toca este tema. Por un lado entiendo la postura de unos padres, es una carrera difícil y exigente, no se lo recomiendo a nadie, pero si es una carrera gratificante.